El plagio de contenidos en la web es un mal que se viene presentando desde hace ya algún tiempo,  siendo un problema que día a día viene creciendo como una mala práctica generalmente protagonizada por bloggeros noveles y sin experiencia, mismos que carecen de las herramientas o de la simple falta de valores como para armar su propio contenido y publicarlo.

Lo peor de todo este asunto sin duda lo pasamos quienes si generamos contenido propio, al ver que alguien más nos copia y todavía se da el lujo de lucrar con dicho contenido a través de algún sistema de monetización web. Un caso muy sonado de este tipo de malas prácticas fue el de Segui La Flecha, un pseudo-agregador de noticias que robaba descaradamente el contenido directamente del feed de diversos blogs relacionados a la tecnología, irónicamente posicionandose mucho mejor en buscadores que sus fuentes originales y generando grandes ganancias con el sistema Adsense de Google.

En estos casos es muy difícil conocer quien nos está robando contenido. Y es que a pesar de que muchos tenemos por costumbre auto-enlazarnos y llevar a cabo una serie de recomendaciones para al menos “delatar” a los copypasters, algunas de estas personas son un tanto más astutas y hasta se toman el trabajo de eliminar las protecciones que cada webmaster ha dejado a su trabajo. Así pues como un medio alternativo para descubrir quien plagia nuestro contenido es el servicio de Plagium, un search engine que es capaz de detectar plagios de contenido en Internet de forma similar a Copyscape.

plagium

La diferencia entre Plagium y Copyscape es que el primero ofrece su servicio de forma gratuita sin limitar los resultados obtenidos, algo que podemos también hacer en copyscape pero solo en su versión de paga. Usando Plagium tenemos la oportunidad de buscar en la web desde un pequeño texto que esté publicado en dos o más sitios web hasta una dirección URL completa, de tal forma que podemos analizar nuestro propio sitio y buscar en la web a aquellos que nos plagian para así tomar las acciones correspondientes.

Enlace | Plagium