Una pregunta que me hace mucha gente con respecto al posicionamiento y más específicamente en cuanto al link building, es cuántos enlaces necesitan obtener.

Para empezar, a mi entender la pregunta la hacen desde la ansiedad y desde las pocas ganas de conseguir enlaces que tienen. Lo ven como un trabajo pesado, necesario, y de una única ejecución.

Lamentablemente, no todo es tan fácil. Quizás hace unos años sí, podríamos haber hablado de que si se consiguen unos cientos de enlaces te iría bien en general, pero ya hace un tiempo que Google se volvió más complicado, que no mejor en cuanto a SERPs.

La realidad es que mientras más enlaces, siendo estos de calidad, mejor. En parte digo esto porque supongo que soy una especie de link junkie, y siempre emociona tener enlaces nuevos de blogs interesantes. Pero también porque a Google le gusta revalidar los recursos que ofrece a sus usuarios. Esto último significa que notará extraño que un blog reciba 100 enlaces 1 mes, y luego ninguno el resto del año. Google tiene en cuenta los enlaces entrantes en el tiempo, siendo cada vez más valiosos ya que entre otras cosas es menos probable que sean spam, pero además se fija en la evolución de los mismos. Serán mejores 10 enlaces por mes a lo largo de un año, a 120 enlaces recibidos en 1 semana y luego nada. Además de ser lógico esto que planteo, lo he visto en numerosas oportunidades.

No podemos conformarnos nunca con un número de enlaces a obtener. Y tampoco hay que estar obsesionados, los enlaces vendrán paulatinamente si creamos contenido interesante. De todos modos, soy partidario de que hay que ayudar a que vengan los enlaces, realizando promoción. Muchas veces el “Build it and they will come” no funciona.

Además, no sólo se trata de escalar posiciones. Si nos ponen un buen enlace hacia una página nuestra, y no vemos que sube, no es lo mismo que nada. Debemos saber que si no mejoramos, al menos consolidamos nuestra posición, y hasta nuestra web. Es una revalidación de lo que hacemos.

Entonces lo ideal será buscar estrategias que nos atraigan una cantidad de enlaces más o menos fija por mes. Esto no tiene que ser fríamente calculado para que funcione. Si revisan blogs exitosos, verán que semanalmente les llega una cantidad similar de links, sin tener este objetivo. Así que mientras creen contenido “enlazable” les irá bien. Es cierto que al principio será difícil, básicamente porque pocos bloggers los visitarán, pero con el tiempo y constancia esto irá cambiando.

Vale repetir que es importante hacernos un poco de promoción, siempre sutil, para que nos vean un poco más. Esto puede ser enlazar blogs de temática similar y así gracias al ping nos conocerán, comentando en otros blogs cuando se habla de un interés compartido, y demás estrategias conocidas que en todo caso merecen un post aparte.

En definitiva, el link building es un trabajo que nunca termina. Nuestro objetivo final debe ser que los enlaces vengan regularmente sin esfuerzo. Mientras llegamos a eso, algunos intercambios, concursos y otras estrategias para llamar la atención serán de ayuda. Pero pensar que consiguiendo una cantidad fija de enlaces se terminó, es un error que puede costar muy caro.