Ayer por la noche mientras trabajaba tenía prendida la televisión y estaban dando el noticiero de la noche.

Estaba escuchando a medias, ya que mi mayor concentración la ponía en la computadora. Sin embargo, me llamó un poco la atención cuando hablaban de una película, mostrando un poco de su trailer. Como el cine me gusta, aunque seguí con haciendo lo mío, escuché más detenidamente lo que se decía. La película era The Signal y lo que sí captó totalmente mi atención fue el uso de la palabra “móvil” por la periodista que conducía el noticiero cuando describía el film. En Argentina se usa la palabra “celular“, no “móvil”. Además, la descripción me pareció un tanto rara en general, muy armada. Así que me fui a Google…

Haciendo una búsqueda entre comillas de una de las frases que dijo la periodista me encontré con que habían muchos resultados. La razón es que se trataba de la sinopsis de la película. Para mí es un claro caso de contenido duplicado en la televisión.

Para empezar quien conducía no aclaró que era la sinopsis, dando a entender que era creación propia de la producción del programa.

Segundo, si yo esto lo llevo al plano de internet y una web de cine únicamente publica sinopsis sin ninguna producción propia, qué imagen les dará? A mí me parecería que han trabajado poco y tomaron el camino fácil. Qué diferencia hay con la televisión? ninguna.

No solo es esto. Cuando finalmente hacen una nota un poco más elaborada, con alguna investigación de por medio, la repiten en todas las ediciones del día, tal cual, llegando a pasarla al día siguiente también. En una oportunidad que noté la pasaron durante toda la semana, dos veces al día, es decir, 10 veces la misma nota. Total, Google no los va a bannear. La audiencia? que se joda.

La conclusión que saco es que se trabaja poco y que se busca reducir los costos de cualquier modo, poniendo en juego la calidad del producto. Además, que muchas veces los blogs o sitios web independientes, menospreciados por muchos, ofrecen mejor información que grandes medios con mucho respaldo económico.

En la televisión el minuto de publicidad es carísimo, pero hacer 10 minutos de televisión puede ser muy barato.