descargasLos gestores de descarga son aplicaciones (e inclusive, complementos o extensiones para el navegador web) sumamente utilizados sobre todo por los usuarios amantes de las descargas de Internet, toda vez que este tipo de programas permiten tener un mayor control sobre los ficheros que bajamos desde la web y en muchos casos también permiten descargar más rápido mediante algunos métodos de optimización.

Si bien los gestores de descarga más populares han sido diseñados para la plataforma Windows, por ser esta el sistema operativo más utilizado, los usuarios de Linux también tenemos algunas opciones de software compatible con nuestro sistema operativo y que son capaces de realizar a la perfección su trabajo: gestionar descargas y acelerar la velocidad de las descargas que hacemos desde Internet. Así pues hoy presentamos tres buenas alternativas de gestores de descarga para Linux:

  1. JDownloader. No es propiamente un gestor de descargas construido para la plataforma Linux, aunque al estar escrito en Java funciona a la perfección en cualquier sistema operativo (Windows, Linux o Mac OS X); se trata de un gestor muy completo que tiene como principal utilidad el manejo de servidores “especiales” como Rapidshare o Megaupload a la vez que permite trabajar con cuentas premium de estos y otros servicios, mientras que para los usuarios no premium ofrece buenas características como la automatización de la cola de descargas.
  2. Tucan. Este es un gestor de descargas creado exclusivamente para la plataforma Linux y que está especialmente optimizado para trabajar con servidores de descargas directas como Rapidshare, Megaupload, 4Shared, MediaFire, etc.; recientemente también se ha conseguido migrar una versión de Tucan para el entorno de Mac OS X, esta aplicación está escrita en Python e inclusive se puede instalar mediante un paquete .deb siendo ideal para usuarios de Debian/Ubuntu.
  3. Down Them All!. A diferencia de las dos aplicaciones anteriores, DTA! es un gestor de descargas construído completamente dentro del navegador web Firefox, a modo de extensión; así pues se trata de una buena alternativa multiplataforma que podemos usar en Linux sin ningún problema siendo su principal virtud la capacidad de acelerar hasta en un 50% las descargas.