Pareciera que la obsesión compulsiva de Google -la empresa más importante de Internet- por tratar de controlar todo lo que tiene a su alcance está rallando en lo que muchos consideran como algo “enfermo”. Y es que ahora la compañía (que comenzó como un simple bucador de Internet y con el paso de los años se convirtió en uno de los emprendimientos más importantes de la actualidad gracias a sus servicios complementarios) ha desarrollado una aplicación que permite conocer y predecir las instenciones de sus empleados.

google-dr-evil1

Esta aplicación de Google es capaz de interpretar las intenciones y deseos de los empleados de la gran G con una tremenda facilidad, acertando con una gran precisión acerca de las tendencias de sus empleados actuales a cambiar de ideologías y trabajo, así como las posibles causas que los motivan a ello. Aparentemente la idea no es controlar a los dependientes de Google, sino mejorar sus actuales condiciones de trabajo de tal forma que puedan sentirse mucho más a gusto y así hacerlos recapacitar de la idea de emigrar a otras empresas.

Según puede observarse por la serie de acciones que viene tomando Google desde que se vive la actual recesión económica, esta medida podría ser interpretada como una solución a la “fuga de cerebros” que poco a poco se ha ido presentando en la compañía de Sillicon Valley, siendo una tendencia especialmente marcada en empleados que reciben mejores ofertas de otras compañías de ramos relacionados.

El programa desarrollado por Google es capaz de analizar información procedente de entrevistas y encuestas realizadas por los trabajadores, para luego comprobar sus sueldos tomando también en consideración lo que piensan de ellos sus propios compañeros, además de la carga de trabajo que tienen. De esta forma lo mezcla todo en una coctelera digital y emite un veredicto.

La parte curiosa de este programa es que en sus inicios solo fue desarrollado para determinar quien de los 20 mil empleados de Google tenía mayores posibilidades de ser fumador activo.

Vía | Neoteo