Con el nombre de Cleopatra fueron conocidas muchas reinas de Egipto, siendo la más conocida a día de hoy Cleopatra VII.

Así que aunque actualmente nos referimos popularmente a esta reina como “Cleopatra”, lo más acertado sería decirle Cleopatra Filopator Nea Thea, para evitar confusiones.

Cleopatra VII pasó a la historia como la última reina del Antiguo Egipto y de la dinastía Lágida (o Ptolemaica). Luego los romanos se quedarían con este territorio.

Cleopatra nació en el año 69 adC, heredó el trono a los 17 años y murió en el año 30 adC con 39 años de edad.

Aunque su vida es digna de contar desde principio a fin, en este artículo nos centraremos en como murio, que es una de las muertes más llamativas a lo largo de la historia conocida.

La muerte de Cleopatra, por Reginald Arthur

Lamentablemente, como su cuerpo nunca fue encontrado, no podemos saber con certeza cómo murió Cleopatra. Sin embargo, sí hay una teoría muy fuerte.

Aparentemente, Cleopatra se suicidó al saber que Octavio, el emperador romano ahora soberano de la “provincia romana de Egipto”, iba a exhibirla públicamente en Roma para mostrarle a su gente la victoria que habían logrado y de este modo humillarla severamente. Entonces, antes de ser esclava, ella decidió acabar con su vida. La otra versión que tiene cierta fuerza y aceptación es que la razón de su decisión final radicó en el propio suicidio de su esposo Marco Antonio, quien con su propia espada se quitó la vida al creer una falsa noticia de la muerte de Cleopatra.

Se dice, nuevamente hay que aclarar que no hay una respuesta final sobre esto, que Charmión e Iras, sus criadas, le llevaron una cesta llena de frutas con una cobra egipcia escondida adentro, que terminó matándola.

Más respuesta curiosas de Google: